"El sistema tarifario debe ser previsible y equilibrado"
Participación en Audiencia Pública por la tarifa del servicio de gas natural

El martes 16 de marzo el Defensor del Pueblo de la Provincia de Córdoba participó de la Audiencia Pública convocada por el ENARGAS para discutir un Régimen Tarifario de Transición, representado por Franco Jular, referente del Área de Servicios Públicos. En la misma estuvieron presentes expositores de distintas entidades de todo el país.

La exposición del representante de la Defensoría hizo foco en la necesidad de una política tarifaria previsible que contemple cuatro ejes: la viabilidad del sistema de producción, transporte y distribución de gas natural, el acceso de toda la población a las redes de gas, la calidad del servicio y la capacidad de pago de los usuarios.

Además, expresó que es necesario postergar aumentos en el servicio.

 

EXPOSICION DEFENSOR DEL PUEBLO DE LA PROVINCIA DE CORDOBA EN AUDIENCIA PUBLICA N°101 ENARGAS

"Celebramos siempre desde nuestra institución tener la posibilidad de expresarnos sobre un tema tan sensible para el bolsillo de los ciudadanos usuarios como lo son las tarifas de los servicios públicos.

A pesar de ser no vinculantes estas audiencias públicas, siempre venimos con la expectativa de ser escuchados y que nuestra voz tenga impacto en el diseño de la política tarifaria que tanto necesitamos para construir previsibilidad en un escenario económico que nos plantea pocas certezas sobre todo mayores dudas en la recomposición de los bolsillos de las familias argentinas.

Hace ya más de diez años desde la institución hemos venido aportando la mirada del Defensor del Pueblo de la Provincia de Córdoba en las readecuaciones tarifarias de los servicios públicos de luz, agua, transporte y en este caso el gas natural de red.

Y en particular hace poco más de dos años en la Audiencia Publica 99 afirmábamos lo que hoy venimos a reafirmar:

Debemos pensar en un sistema equilibrado y previsible donde se tengan en cuenta los siguientes puntos:

-     la salud económica en el largo plazo del sistema que incluye la producción, transporte y distribución del gas natural.

-     la universalidad en el acceso a la red de gas natural por parte de toda la población, ya que entendemos que una familia que debe utilizar garrafas no está en igualdad de condiciones que una familia que accede al gas natural de red.

-     un servicio de calidad que implica no solo el correcto suministro sino también una adecuada atención comercial de los ciudadanos usuarios por parte de la prestadora.

-     y lo más importante para nuestra institución, valores acordes a la capacidad de pago de los usuarios.

Planteado lo anterior, tenemos que hablar de dos escenarios claros.

Por un lado, el corto plazo que nos pone en la necesidad de decirles que los bolsillos de nuestros ciudadanos usuarios no toleran ningún tipo de aumento. No es sólo el 12% promedio de Ecogas. Son los aumentos de todos los servicios sin recomposiciones salariales a la vista y con la mitad de la población que trabaja en la informalidad sin ningún tipo de pauta salarial garantizada. Mejor no hablar de los que hoy buscan trabajo y no lo consiguen.

Ninguna familia debe verse obligada a optar entre gastos de primera necesidad y el pago de la boleta de los servicios públicos. En octubre del año pasado relevamos a 622 usuarios de servicios básicos en la Ciudad de Córdoba y los resultados arrojaron que 6 de cada 10 usuarios estaban atrasados con el pago de los servicios básicos. Desde las distribuidoras uds han podido corroborar dicha situación seguramente. 

Y en este contexto hay que mencionar a un sector de la población que venimos castigando sistemáticamente. Es indigna la situación de nuestros jubilados. Los condenamos a tener que elegir entre pagar la boleta de la luz y el gas, los impuestos y los remedios o comer. No podemos permitir que jubilados que cobran la jubilación mínima deban gastar el 60% de sus ingresos entre luz, agua y gas e impuestos.

Dicho lo anterior, nos queda claro que debemos esperar al menos hasta junio para aplicar aumentos.

El otro escenario es el largo plazo.

Nuestra política tarifaria ha sido cuanto menos oscilante para no decir errática los últimos 15 años. La experiencia nos ha enseñado que los largos congelamientos pusieron en riesgo el sistema de producción, transporte y distribución de gas natural. Por eso desde la Defensoría del Pueblo asumimos, durante ese período al que hicimos referencia, que era necesaria la recomposición de las tarifas por entender que era esencial ampliar la red de gas natural en una provincia que tenía la mitad de sus habitantes sin acceso al gas natural. Y ello se hace con obras que deben pagarse.

La experiencia también nos enseñó luego que los grandes aumentos en cortos periodos de tiempo ponen en jaque la capacidad de pago de los ciudadanos usuarios. Llegamos al 2018 con costos que, a partir de nuestras recorridas por los barrios de la Ciudad y el trabajo de nuestros delegados en el interior provincial, nos hicieron advertir que los valores de las boletas habían entrado en el umbral de tolerancia de los bolsillos de los usuarios. A esto lo planteamos durante la Audiencia Publica N° 99.

En otras palabras, lo que queremos dejar claro es que ir de un extremo a otro nos quita previsibilidad. Deben continuar las obras de ampliación de la red de gas natural en nuestra provincia para lo cual es necesario mostrar un horizonte de previsibilidad en el sistema tarifario.

El Estado desde sus distintos lugares debe propiciar que de una vez por todas busquemos el justo medio entre un sistema que se sostenga en el largo plazo y tarifas justas y razonables para los ciudadanos usuarios.

Hoy el Enargas tiene el deber de diseñar una política tarifaria que dure y no ponga en riesgo el equilibrio entre empresas prestadoras y ciudadanos usuarios."